Un cuerpo perfecto para el vestuario