Tratamientos para el cáncer de mama, nuevos tratamientos están en camino

Llegar temprano es clave, con detección y diagnóstico temprano. Luego, la palabra pasa al equipo de oncología, desde el cirujano hasta el oncólogo médico y el radioterapeuta.

El camino de los que están en sobrellevar el cáncer de mama comienza con el reconocimiento más rápido posible del “enemigo” y luego con las terapias, que con el tiempo se vuelven cada vez más efectivas y focalizadas, además de atentas a la calidad de vida. Sin olvidar que los buenos hábitos, ante todo la actividad física regular, pueden ser de gran ayuda para quienes están en tratamiento.

Drogas inteligentes y más atentas a la calidad de vida

La investigación continúa. En un futuro próximo, por ejemplo, la asociación de dos anticuerpos monoclonales administrarse con una simple inyección subcutánea podría convertirse en una realidad. La Comisión Europea ha aprobado la combinación de dosis fija de pertuzumab y trastuzumab con hialuronidasa, administrada por vía subcutánea para el tratamiento del cáncer de mama HER2 positivo en estadio temprano y metastásico.

La solución terapéutica está disponible como vial de dosis única para inyectar por vía subcutánea y permite un tratamiento más del 90% más rápido que la administración intravenosa de la terapia estándar con pertuzumab y trastuzumab. Además, para casi una de cada cinco mujeres que tienen esta característica de las células cancerosas, precisamente la positividad de HER2, se acerca la disponibilidad de trastuzumab deruxtecan, un anticuerpo monoclonal anti-HER2 conjugado.

En definitiva: cada vez surgen más nuevas perspectivas de tratamiento, además de las ya disponibles, que también se sumarán en el futuroinmunoterapia, siempre con la necesidad de optimizar el abordaje del tratamiento caso por caso. Para cada mujer, de hecho, es necesario encontrar el tratamiento más adecuado, que se guía sobre todo por las características del propio tumor.

En términos generales, la forma más común es la cáncer de mama con receptor hormonal positivo: si estos están presentes, la unidad maligna tiene estímulos que le permiten replicarse y reproducirse mejor. La presencia de estos receptores se suele considerar en función de su cantidad: si su número es mayor, de hecho, la acción sobre el desarrollo celular es mayor. En general, en aproximadamente dos de cada tres casos de cáncer la patología se presenta con estas características, aunque con diferentes “cantidades”.

La situación es diferente en el caso de positividad a HER-2. El tumor en este caso se caracteriza por la producción excesiva de un gen que se “expresa” en cantidades excesivas: este actúa como receptor y está presente en la membrana externa de las células patológicas. En este sentido, la positividad a HER-2 (HER2 +) se convierte en una característica del tumor: en promedio, uno de cada cuatro casos de tumores tiene estas características. Evidentemente, la presencia de los receptores no siempre es tan específica, por lo que también es posible tener una doble sensibilidad.

Finalmente, existe una tercera posibilidad, a saber, laausencia total de receptores. Esta situación ocurre en el tumor triple negativo: en este caso, las células tumorales son negativas tanto para los receptores hormonales como para HER-2. En promedio, alrededor del 15 por ciento de las lesiones tienen estas características: el cuadro es más común en mujeres jóvenes.

El valor del movimiento

Elige la actividad que más te guste, quizás sin limitarte, dado el momento, a correr, andar en bicicleta, ejercicios de peso corporal. De esta manera agregarás uno real “Terapia de apoyo” a los tratamientos indicados por el equipo de especialistas que te sigue. Lo que importa, en todo caso, no es desgastarse de vez en cuando, por llevarse el “fuego sagrado” del movimiento, sino recordar que la actividad física debe ser intensa y regular, repetida al menos tres veces por semana.

Este es el consejo que viene de los expertos. El efecto es similar al que se consigue con algunos fármacos hormonales. además, el movimiento regular ayuda a la mujer a controlar mejor su peso. La lucha contra la obesidad es útil no solo para quienes están en tratamiento, sino también para prevenir el cáncer. Así que el consejo realmente se aplica a todas las mujeres.