Su cuerpo después del embarazo: cambios en la pigmentación de la piel.

Los cambios en la pigmentación durante el embarazo son un fenómeno relacionado con uno modificación del metabolismo de la melanina, sustancia normalmente presente en la piel que cumple una función protectora frente a los rayos solares oscureciendo la piel (bronceado).

Los efectos son particularmente notables:
– al nivel de la línea alba, que conecta el ombligo con el pubis;
– al rostro, con arreglo en “mariposa” desde la raíz de la nariz hasta las mejillas;
– entre la nariz y el labio superior;
– a nivel de los genitales externos (vulva y perineo).

Normalmente esta alteración de la pigmentación disminuye al final del embarazo pero es posible que en algunas sujetos persista con un efecto permanente.

Ciertamente la prevención es fundamental, ya que la terapia tiene una eficacia limitada, y es posible implementarla limitando la exposición directa a los rayos solares especialmente en las horas más calurosas y utilizando cremas solares de alta protección (factor de protección 30 o más).

Si el problema persiste después del embarazo, es bueno saber que los anticonceptivos que contienen estrógeno (como la píldora, el anillo y el parche) pueden empeorar los cambios de pigmentación. Por lo tanto, considere métodos alternativos, como la minipíldora, basada solo en progesterona, o métodos anticonceptivos no hormonales.

En cuanto a la terapia, se puede recurrir a especialista en dermatólogo cuyos tratamientos pueden incluir cremas aclaradoras (como hidroquinona), un fármaco de uso local que contiene Tretinoína (como Retin-A) y un peeling químico, a base de ácido glicólico.

Asesoramiento científico de la Dra. Michela Colombo, Cirujana, Especialista en Ginecología y Obstetricia