Quiropráctica

Quiropráctica es una filosofía, una ciencia y una técnica manual que expresa una confianza extrema en la capacidad del cuerpo para autorregularse.

El sistema nervioso es el medio a través del cual el proceso de ajuste interno. El estrés de naturaleza física, química y emocional altera el equilibrio de omeostasi interna creando la subluxación vertebral. Esta última es una malposición vertebral acompañada de inflamación de los nervios espinales asociados que determina un desequilibrio directo en la comunicación de la información que va del cerebro a la periferia del cuerpo. Este desequilibrio se manifiesta como disfunción del organismo.

El quiropráctico es capaz de encontrar, corregir y eliminar las subluxaciones vertebrales con un enfoque natural y eficaz. De esta forma, el sistema nervioso puede restaurar la comunicación correcta de la información cerebro-cuerpo.

Dependiendo de la causa que indujo los síntomas, se utilizan técnicas estructurales, manipulaciones vertebrales y enérgico, estimulación de mecanorreceptores con puntos de presión.
La terapia implica un período de cuidados intensivos seguido de un fase de rehabilitación y de mantenimiento.

La primera visita consiste en examen posturológico, neurológico y de palpación columna vertebral para resaltar la presencia de subluxaciones vertebrales. Los tratamientos posteriores reequilibran la estructura neurológica dando como resultado un profundo estado de bienestar.
Las primeras semanas son las más críticas porque es en esta primera parte donde se prueba la capacidad de respuesta del paciente.
De hecho, cada persona tiene uno. respuesta extremadamente personal para el tipo de técnica utilizada. Con el enfoque quiropráctico el cuerpo es educado para recuperar una excelente funcionalidad.