Que usar para un baño de pies de bricolaje

Podemos definir el baño de pies no solo como tratamiento de hidroterapia, sino también como un momento de relajación, lejos de la ansiedad y el estrés laboral. Consiste principalmente en sumergir los pies y tobillos en agua caliente, con la adición de ingredientes curativos y relajarse en la naturaleza. El pediluvio tiene una excelente acción, ya que da alivio y relajación a los pies hinchados y cansados: por lo general, se agregan al agua bicarbonato de sodio o sal. Descubre cómo hacer un buen baño de pies y qué beneficios tiene para tus pies.

Cómo hacer un baño de pies

El pediluvio es un tratamiento de origen muy antiguo, ideal para tratar los pies de callosidades e hinchazón y hacerlo es realmente muy sencillo: de hecho, consta de tres fases. La primera fase es la de remojo, para lo cual los pies se dejan reposar en una palangana con agua caliente durante unos veinte minutos.

La segunda fase se refiere el matorral: ideal para suavizar la piel y eliminar las impurezas. Esta es una fase opcional, aunque se recomienda encarecidamente para un tratamiento exitoso. Además, ayuda suavizar la piel donde hubo presencia de callos o callosidades. La tercera y última fase, en cambio, es la del aclarado: inmediatamente después, es muy importante hidratar los pies con una buena crema emoliente. Por último, para obtener buenos resultados y hacer efectivo el pediluvio, es muy importante utilizar agua que no esté demasiado caliente: esto es para asegurar un buen resultado del tratamiento. El agua demasiado caliente, de hecho, lo secaría mucho. La suma de aceites esenciales con manzanilla y lavanda, pero también sal y bicarbonato de sodio.

Si luego quieres disfrutar de un masaje ligero, es recomendable colocar algunas piedras en el fondo del lavabo, para que puedas ejercer una ligera presión. Recuerde, los fuertes cambios de clima, la falta de atención, pero también los cambios hormonales, pueden afectar el bienestar de los pies: todas estas circunstancias, de hecho, pueden provocar sequedad en la piel, así como callos, callosidades y fisuras. Precisamente por estos motivos, optamos por ofrecerte una serie de baños de pies para suavizar la piel y bien alimentado. De esta manera, sus pies se beneficiarán enormemente de este tratamiento, además de uno significativo. relajación muscular.

Pediluvio: todos los beneficios

Como habrás entendido, el baño de pies presume de una serie de importantes beneficios que analizaremos en breve. Generalmente, eliges tomar un baño de pies porque sufres de pies hinchados, dolorosos con callos, fisuras. Todas estas circunstancias conducen a la necesidad de sumerge tus pies en una bonita palangana llena de agua caliente. ¡No caliente, lo recomendamos! El agua es muy importante que esté a la temperatura adecuada para que le dé el equilibrio, alivio, pero también para aliviar, desinflar y estimular el correcto funcionamiento de la circulación venosa. UNA baño de pies con agua tibio, es también un excelente aliado ante cualquier estado de ansiedad o preocupación, propio de quienes llevan una rutina desenfrenada y siempre con prisa por los numerosos compromisos laborales y familiares.

Puede parecer muy extraño, pero la tensión y el estado de relajación crean una alternancia particular: de abajo hacia arriba, para que puedas dar alivio a las zonas más estresadas. Los beneficios del baño de pies ayudar a los pies a recuperar su bienestar, ayudando a mejorar su apariencia. Además, es posible realizar un baño de pies con algunas recetas naturales, incluso DIY, para lucir unos pies perfectos y ordenados durante todo el verano. El baño de pies, entonces, tiene como objetivo ayudar al funcionamiento del sistema linfático, dando ligereza a los pies, muy estresado por el rápido ritmo de trabajo.

Pediluvio: cuando hacerlo, para que sirve e ingredientes

los Baño de pies es un abrazo para disfrutar después de un día agotador de trabajo o después de una larga caminata. Por ejemplo, puede hacer este tratamiento antes de acostarse o después de practicar muchos deportes para ayudar a que sus pies se desinflen y se inflamen. eliminar hongos y dolor, pero también aliviar el dolor debido al ciclo menstrual. El baño de pies, por lo tanto, es una verdadera panacea para todo el cuerpo.
Para realizar un baño de pies en casa, hay tantas formas de remojar los pies y es por esta razón que elegimos distinguir entre los diferentes tipos de tratamientos de hidroterapia y los beneficios relacionados. Por tanto, podemos distinguir entre:

  • baño de pies frío-caliente y frío-caliente: estimula la circulación y articula la vasodilatación y vasoconstricción aprovechando el efecto Kneeipp;
  • baño de pies corto: tarda unos cinco minutos, es muy rápido y generalmente se hace en agua fría;
  • baño de pies frío: en general, es muy útil para combatir el dolor y el reumatismo;
  • baño de pies caliente: dura unos veinte minutos y es el más común de todos. Este tipo, tiene como objetivo combatir hinchazones, dolores diversos, callos, callosidades y es en el que se centrará el artículo en las siguientes líneas.

Pronto, iremos al descubrimiento de todas las mejores recetas caseras para un perfecto baño de pies: muy pocas son suficientes ingredientes simples para devolver el alivio y la armonía a tus pies.

Baño de pies de bricolaje con agua y sal

Elijamos comenzar con un clásico: baño de pies con agua y sal. Este tipo es ideal para desintoxicar todo el organismo: de esta manera, de hecho, es posible no solo promover la reabsorción de la inflamación y cualquier estancamiento, sino también obtener beneficios significativos para todo el cuerpo. Es casi obvio decir que la piel se beneficia y no poco, recuperando su equilibrio normal. El tratamiento de hidroterapia es un arte antiguo y muy extendido en el antiguo Oriente, especialmente en Japón. Obviamente puedes disfrutar bastante Baño de pies incluso desde la comodidad de su hogar, utilizando una serie de ingredientes fácilmente disponibles.

Para hacer un relajante baño de pies y regenerando con sal, solo necesitas conseguir una palangana con agua tibia o fría, aceites esenciales, bicarbonato y, por supuesto, algo de sal marina gruesa. Después de llenar la palangana con agua caliente y agregar todos estos ingredientes, remoje sus pies y déjelos reposar durante unos veinte minutos. Para hacer el piel más suave y tersa, recomendamos masajear los pies con delicadeza para eliminar todas las células muertas presentes: centrarse, en particular, en las zonas críticas, como el talón y el resto de la planta del pie. Empieza a masaje de las yemas de los dedos de manera suave, luego moviéndose hacia los tobillos con más vigor para asegurar la eliminación total de toxinas. Te darás cuenta de inmediato excelentes resultados!

Baño de pies casero con sal y manzanilla

Entre las recetas para un Baño de pies casero de bricolaje, encontramos el que tiene sal y manzanilla. Una vez más, la sal está entre los protagonistas. Equípate con una palangana con agua caliente (¡pero no demasiada!), Una decocción de flores de manzanilla para poner dentro y una cucharada de sal marina gruesa: a partir de aquí, deja que tus pies se remojen durante unos quince minutos. Se trata de un Receta de bricolaje muy querido por aquellos que quieren usarlo solo ingredientes naturales. ¿Por qué la manzanilla? Es muy sencillo: es un ingrediente muy conocido por sus propiedades antiinflamatorias. Este tipo de tratamiento, entonces, también puede combatir los espasmos musculares. calmar los pies cansados ​​e hinchados. Por último, a la sal y la manzanilla, recomendamos añadir una pequeña cantidad de aceite de semilla de lavanda: obviamente, utiliza el aceite para masajear tus pies después de secarlos con una toalla y disolverlo en una buena cantidad de aceite de almendras.

Baño de pies casero con agua y vinagre

Hablemos ahora de un baño de pies antiinflamatorio que implica el uso devinagre. ¿Caminaste mucho? ¿Llegas a casa cansado de tu día de trabajo? ¡Un buen baño de pies es justo lo que necesitas! El vinagre ayuda a mantener tus pies siempre bien cuidados e hidratados, consideran que es un excelente aliado contra callos, callosidades y talones agrietados. Además de su uso clásico en la cocina, de hecho, el vinagre se usa particularmente en diversos tratamientos cosméticos, gracias a sus famosas propiedades medicinales. Adiós a los pies hinchados y cansados ​​con una receta súper casera a base de agua, una taza de vinagre, media taza de flores de lavanda secas y una taza de sal marina y sales de Epsom. ¿Lo tienes todo? Muy bien, ¡estamos listos para empezar! Llena un recipiente con agua caliente, agrega los ingredientes mencionados anteriormente y mezcla. Desde aquí, sumerja sus pies y déjelos en remojo durante aproximadamente quince minutos: relájate por completo y, poco a poco, sentirás el cansancio y la fatiga que abandona el cuerpo.

Baño de pies casero con agua y lejía

Otra receta de Baño de pies de bricolaje muy interesante es el que tiene blanqueador. De hecho, es muy útil para combatir el picor entre los dedos, pero también para eliminar la micosis de las uñas y diversos hongos. La lejía, de hecho, es un antiinflamatorio muy válido. Pero como preparar esto baño de pies en casa? Es muy fácil: basta con conseguir un bol y llenarlo con agua tibia y añadir una cucharada de lejía suave. Ahora sumerge tus pies y déjalos en remojo para los clásicos veinte minutos. Es recomendable no excederse con la lejía, pero es bueno repetir el tratamiento varias veces a la semana cuando sea posible.