El Jarabe de Yacón es extraído de las raíces de la planta de yacón, esta planta medicinal tiene su origen y crece en las montañas de los Andes en América del sur.

preparacion jarabe de yacon

Esta planta ha sido consumida y usada para propósitos medicinales por cientos de años en América del sur.

La gente cree que esta planta tiene poderosas propiedades medicinales, curando y mejorando la salud en personas con diabetes y ayudando con los trastornos renales y digestivos.

La raíz de yacón tiene un aspecto similar a la de una papa o patata, pero su saber es dulce, con alto contenido de agua.

El jarabe de yacón tiene un sabor dulce, pero realmente podrá ayudarnos a bajar de peso, esa es la pregunta que nos debemos pensar y meditar la respuesta.

Parece demasiado bueno para ser cierto, ¿no lo crees?

Pero esto es exactamente lo que están diciendo sobre el jarabe de yacón, que recientemente se convirtió en popular como una ayuda y alternativa para la pérdida de peso y adelgazar.

En contraste con la mayoría suplementos para la pérdida de peso, el jarabe de yacón viene respaldado por algunas investigaciones que respalda y confirman sus beneficios y propiedades medicinales para las personas.

Para preparar el jarabe de yacón se extraen los jugos de las raíces, y luego es filtrada y evaporada en un proceso de fabricación de sustancias químicas, sin que se asemeje a la forma de jarabe de consistencia espesa como está hecho. Este es un proceso muy natural.

Finalmente el producto que se obtiene de este proceso es un jarabe de sabor dulce, con un color oscuro y una consistencia similar a la melaza.
El ingrediente activo en el jarabe de yacón son los fructo-oligosacáridos, siendo una de las mejores fuentes dietéticas de fructooligosacáridos (FOS).

La cantidad exacta puede variar entre lotes, pero el jarabe de yacón contiene aproximadamente 40-50% de fructooligosacáridos. Los fructo-oligosacáridos son moléculas de azúcar que están conectadas de manera que los hace irreconocibles por el sistema digestivo.

Aunque estos azúcares pueden estimular las papilas gustativas, los seres humanos no pueden digerirlos.

El jarabe de yacón contienen una pequeña cantidad de azucares digeribles como la fructosa, glucosa y sacarosa. El resto es fructo-oligosacáridos y una fibra llamada inulina.

Gracias a esta característica una gran parte del jarabe de yacón no es digerido, tiene sólo un tercio del valor calórico de azúcar, unos 133 calorías por 100 gramos o 20 calorías.

Por esta razón, puede utilizarse como alternativa al azúcar, siendo bajo en contenido de calorías.

Los fructooligosacáridos finalmente llegan al intestino grueso, donde se alimentan las bacterias buenas en el sistema digestivo. Aquí es donde la magia del jarabe de yacón trabaja en el intestino.

Las bacterias buenas en el intestino son realmente muy importantes para la salud de nuestros cuerpos, estan asociada con un menor riesgo de diabetes, mejor inmunidad y una mejor función cerebral.

Cuando las bacterias digieren los fructo-oligosacáridos, también producen ácidos grasos de cadena corta que tienen poderosos efectos contra la obesidad.

También hay algunas pruebas que fructooligosacáridos que pueden disminuir la producción de la hormona del hambre llamada ghrelina, ayudando a reducir el apetito.

Tenga en cuenta que el yacón no es el único alimento que contiene fructooligosacáridos. También podemos encontrarlos en alcachofas, cebollas, ajos, puerros y varios otros alimentos vegetales, aunque en cantidades más pequeñas.