Perder peso

¿Quieres perder peso? Entonces es vital que se tome un tiempo para preguntarse preguntas serias, y sobre todo colocarlos de la forma correcta.

  1. Quiero perder 10 kg

    Enfoque incorrecto: ok, pero 10 kg de qué? De forma esquemática, nuestro cuerpo está formado por agua, huesos, músculos y grasas. La masa ósea permanece invariable. Tampoco es necesario enfrentarse a una fuga de agua si no desea sufrir un problema de purga. Los músculos y el grasa. Los músculos queman grasa. Cuanto más músculo pierda, menos capaz será su cuerpo de quemar grasa. Por tanto, la pérdida de peso muscular contribuye en última instancia al aumento de peso graso.
    Enfoque correcto: el camino, en pocas palabras, debe consistir en una pérdida de peso esencialmente adiposo. Por tanto, la buena afirmación debe ser la siguiente: “Quiero perder 10 kg de grasa”.

  2. Quiero bajar de peso rapido

    Enfoque incorrecto: Por supuesto, no debería ser demasiado lento para bajar de peso, sería desalentador, pero debe perderlo en un período de tiempo que permita que el cuerpo se adapte. Para bajar de peso se necesita hora: dejar que el cuerpo se acostumbre a las transformaciones. Evitar poner el cuerpo en problemas es la mejor garantía de una pérdida de peso duradera.
    Enfoque correcto: un descenso demasiado rápido conduce necesariamente a la pérdida de masa muscular. Mal resultado, si crees que el tejido muscular elimina el 70% de las calorías aportadas por los alimentos. ¡Incluso la reina de los perezosos es capaz de entender lo que tiene que hacer para resolver este dilema!

  3. Absolutamente quiero bajar de peso

    Enfoque incorrecto: la pregunta es simple! Debe, en orden, definir su mala praxis alimentaria y tratar de encontrar los motivos. Considere una serie de parámetros: antecedentes médicos, limitaciones personales, profesionales y familiares, hábitos deportivos, gustos y hábitos alimentarios. Si es necesario, consulte a un dietético: hará un balance de tu salud, te ayudará a hacer un balance de la situación y te preparará un programa de alimentación personalizado.
    Enfoque correcto: Basta pensar: “Quiero reequilibrar mi dieta para adelgazar”.