Naturopatía

Naturopatía, así como el Ayurveda y la Medicina Tradicional China, reconoce el poder curativo de naturaleza como fuerza vital presente en todas las cosas y lo considera el verdadero responsable de la salud psicofísica del hombre.

La filosofía de la naturopatía tiene en cuenta toda la persona y la forma en que interactúa con la de ella ambiente, la conexión entre cuerpo, mente y espíritu.

La naturopatía utiliza intervenciones naturales no invasivas, propone reglas de la vida más saludable, nuevos hábitos y nuevas actitudes mentales y prevé la participación activa del sujeto en su camino de recuperación. Incluye el uso de numerosas disciplinas para la reequilibrio energético ya que entiende la salud como un estado de bienestar general que concierne a los estados físico, mental, emocional, espiritual y social de las personas.

Todo esto quedando dentro de la competencia del naturópata, que en ningún caso sustituye ni superpone al médico y sanitario por tratarse de la promoción estilo de vida saludable y prevención mediante el uso de métodos no médicos.
El naturópata no cura a los enfermos, sino ayuda a no enfermarse y encontrar la salud por sí mismo, sin la ayuda de instrumentos médicos.