Natación: un deporte completo

AQUATICIDAD NEONATAL
No es un deporte sino un medios para prolongar el placer del niño de estar en el agua moverse en un ambiente que le es familiar, fortaleciendo los sistemas cardiocirculatorio, respiratorio y esquelético.
Se recomienda desde los primeros días de vida, inmediatamente después de la cicatrización del ombligo.
Son muchos los beneficios ya que permite aprovechar el elemento agua como estímulo para el crecimiento y desarrollo psicomotor; desde el punto de vista psicológico, sin embargo, fortalece la relación entre madre e hijo y aumenta la confianza en uno mismo. Sin inconvenientes ni contraindicaciones. Solo algunas precauciones que debe tomar en caso de que su pequeño sea propenso a infecciones de oído.
Sin embargo, es recomendable consultar siempre a su pediatra antes de inscribir a un bebé en un curso acuático.

YO NADO
Considerado el deporte más completo, ayuda a desarrollar los músculos de forma uniforme y armoniosa, mejorando la calidad respiratoria y la oxigenación y ayudando a encontrar la coordinación y la flexibilidad. Además, equilibra la estructura esquelética y muscular.
Se puede practicar a cualquier edad sin limitaciones siempre que el abordaje sea gradual. Muchos beneficios, especialmente en casos de escoliosis y para aprender a pararse derecho con la espalda. Aparte de patologías particulares, no existen contraindicaciones para los niños que practican la natación. El único inconveniente: no contribuye al desarrollo del espíritu de equipo.