¡Mamá, escucha cómo hablo!

Pero … si el pequeño tarda en decir sus primeras palabras, que se puede hacer para estimularlo y ayudarlo en el proceso de adquirir habilidades comunicativas?

Para ayudar a todos los padres y responder a las muchas dudas y preguntas que surgen en este delicado pasaje, Barbara Franco, en colaboración con el logopeda Anna Biavati-Smithél ideó Siente como hablo volumen lanzado el 24 de septiembre en la serie QUID +, la línea editorial dedicada a los niños de 0 a 7 años firmada por Gribaudo, del Grupo Feltrinelli.

“Antes que nada es bueno tener en cuenta que cada niño tiene su propio tiempo para aprender a hablar” explica Barbara Franco, la madre de QUID + “aunque muchas veces nos inclinamos a compararnos con otros padres y hacer comparaciones, debemos tener cuidado de no quedar atrapados en ‘¡ansiedad! Hay quienes comienzan un poco antes y quienes un poco después. ¡Esto depende de muchos factores! “

Como explica la Dra. Anna Biavati-Smith, el lenguaje se adquiere gradualmente y su desarrollo va de la mano con el desarrollo físico y cognitivo del niño:

  • Al nacer Los niños emiten una serie de sonidos de forma completamente involuntaria: toses, suspiros, murmullos, eructos …
  • Entre el primer y el cuarto mes de la vida, entonces, los niños comienzan a emitir los primeros sonidos voluntarios, sobre todo en la relación con los familiares o con quienes habitualmente los cuidan.
  • Alrededor del cuarto mes los niños comienzan a lalar o emitir sonidos compuestos por sílabas alternas.
  • Fra i 9 ei 12 mesiAdemás, los niños suelen desarrollar el lenguaje motor y articulatorio también gracias a la introducción de alimentos sólidos. Comienzan a producir sílabas repetidas con diferentes consonantes (lalación variada) y comienzan a utilizar palabras que forman parte de su vida diaria. Además, reaccionan cuando los llamamos por su nombre y responden a los sonidos haciendo otros sonidos.

En este proceso ¡el papel de los padres es fundamental!

Si se somete a estímulos correctos, los niños se verán facilitados en el desarrollo de la comunicación.

Maria Montessori también se sintió conmovida por esta creencia y de hecho les dio a sus padres una serie de Consejos útiles y medidas para facilitar el aprendizaje de las habilidades lingüísticas en los niños.

¿Cuáles son estos consejos?

Es critico:

  1. Hablar con el niño desde los primeros momentos de la vida;
  2. Utilice siempre un lenguaje sencillo, con una pronunciación clara y asegurándose de que siempre sea gramaticalmente correcta, preferiblemente utilizando el tiempo presente;
  3. Nombra los objetos que usas, describiéndolas y comparándolas, diciendo para qué sirven, explicando las situaciones que vivirá el pequeño antes de que sucedan, mientras suceden y después de que terminen;
  4. Tenga cuidado cuando el niño intente hablar, dejándole tiempo para encontrar los sonidos o las palabras y llamarlo por su propio nombre, para darle una fuerte identidad y así favorecer las relaciones;
  5. “Ponernos a su nivel”: cuando jugamos o hablamos con él, bajemos poniéndonos a su altura para que asimile todo lo que decimos pero también cómo se mueve nuestro rostro y cuerpo.