Dieta, lo mejor de la semana del 9 al 15 de noviembre

Bajar de peso y mantenerse en forma no son objetivos inalcanzables si se sigue una dieta correcta: comer bien es el primer paso para adelgazar y, sobre todo, proteger nuestra salud. Además, con la llegada de la temporada de frío, prestar atención a lo que traes a la mesa es muy importante.

UNA buena comida caliente es sin duda la mejor opción, cuando las temperaturas empiezan a bajar. Para reponerse de nutrientes esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo, la sopa de tomate es realmente ideal: rica en antioxidantes, protege del riesgo de muchas enfermedades y ralentiza el envejecimiento celular. En particular, este alimento contiene cantidades importantes de licopeno, un poderoso antioxidante estudiado por sus múltiples propiedades.

Entre otros, destaca el suyo acción antitumoral. Un estudio publicado enRevista Asia Pacífico de Prevención del Cáncer destacó el papel del licopeno en la inducción de la apoptosis o la muerte de las células cancerosas. Hasta ahora, los investigadores han encontrado una correlación entre una alta ingesta de esta sustancia y un menor riesgo de desarrollar algunas formas de cáncer. uno en la próstata y uno en el pecho.

La nutrición juega un papel fundamental en reducir el riesgo de diabetes tipo 2, así como en el control del avance de la enfermedad. La dieta de la longevidad, impulsada por la Fundación Valter Longo Onlus, se basa en unos principios encaminados precisamente a reducir la carga glucémica y contrarrestarresistencia a la insulina.

Las directrices promulgadas por la Profesor Valter Longo, biogerontólogo de renombre internacional, prevé la adopción de una dieta principalmente vegetal, combinada con un consumo moderado de pescado (alrededor de 2/3 veces por semana). Deben evitarse los alimentos ricos en grasas hidrogenadas y azúcares, prefiriendo verduras de temporada, frutos secos y frutos rojos. Además, es recomendable consumir las comidas dentro de las 12 horas siguientes, permaneciendo en ayunas el resto del período.

Acerca de rápido, esta es la base de una de las dietas que más están cumpliendo con el favor de quienes quieren adelgazar sin renunciar a los placeres de la mesa. Estamos hablando de la dieta de ayuno en días alternos, que incluye un día para ingesta reducida de calorías (generalmente 500 calorías) y al día siguiente sin restricciones alimentarias. Son muchos los beneficios de una dieta de este tipo.

Los científicos han probado el tuyo efectos protectores sobre el corazón y el cerebro: el ayuno de hecho estimula la autofagia, el proceso que conduce a la destrucción de las células viejas. La renovación celular está relacionada con la prevención de enfermedades cardíacas y enfermedades neurodegenerativas, como lo demuestra un estudio publicado en Autofagia.

Otro factor de riesgo de problemas cardiovasculares esinflamación crónica. Nuevamente, podemos protegernos gracias a la nutrición: una revisión publicada en el Revista del Colegio Americano de Cardiología tomó en cuenta a más de 210,000 sujetos, y se encontró que el consumo de alimentos proinflamatorios aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.

Por tanto, debemos prestar atención a alimentos ricos en grasas como quesos, cereales refinados, carnes refinadas y bebidas azucaradas. Para una dieta antiinflamatoria perfecta, opte por frutas y verduras, cereales integrales y alimentos bajos en grasa, que aportan muchos beneficios al organismo.

¿Alguna vez has oído hablar del zumaque? Es una especia también conocida como zumaque siciliano, rica en ácidos grasos que protegen la salud del corazón. En particular, contiene excelentes cantidades de Ácido oleico, que previene la aparición de enfermedades como el ictus y el infarto, y de ácido linoleico, que tiene efectos reductores del colesterol.

Problemas cardíacos, así como los relacionados con funciones cognitivas, experimentan un aumento de personas que entran en el grupo de edad de más de 50 años. Por eso es importante adoptar una dieta correcta: existen varias dietas que pueden ayudarnos a mantenernos saludables y a perder algunas libras (los cambios en el peso corporal ocurren con frecuencia debido a la menopausia).