Dieta, infusiones que ayudan a digerir y dan bienestar.

¿Qué es mejor que beber uno? buen té de hierbas caliente cuando hace frío afuera, disfrutando de unos minutos de placentera relajación? En invierno, ¡pero no solo! – Es un excelente remedio casero para muchas pequeñas dolencias: desde digestiones difíciles hasta resfriados. Averigüemos juntos algunos tés de hierbas para probar.

Té de camomila

La manzanilla es uno de los principales remedios naturales para el insomnio. Son muchos los estudios que han demostrado su eficacia, encontrando en los participantes un sueño más fácil y uno mejor calidad del sueño. Además, un experimento realizado con cobayas y publicado enRevista iraní de investigación farmacéutica ha demostrado sus propiedades beneficiosas contra las úlceras gástricas, ya que ayuda a reducir secreciones ácidas del estómago.

Té de hierbas de hibisco

Además de ser una bebida muy popular por su fuerte sabor, el té de hierbas con hibisco cuenta con numerosas propiedades. Tiene efectos antivirales y contrarresta la hipertensión, también parece tener poderes antioxidantes. Sin embargo, es bueno prestar atención a cualquier interacciones con la drogas (especialmente con aspirina y diuréticos): consulte a su médico para obtener más información.

Té de hierbas de salvia

La salvia es bien conocido por sus propiedades medicinales, particularmente con respecto a la salud del cerebro: algunos estudios han demostrado su efectividad para mejorar la función cognitiva y reducir el riesgo de desarrollar Alzheimer, sino también para mantener los síntomas bajo control en quienes ya padecen la enfermedad. También parece tener resultados positivos para el estado de ánimo y la memoria.

Infusión de rosa mosqueta

Rico en Vitamina C y otras sustancias importantes para la salud, la rosa mosqueta tiene propiedades antiinflamatorias y es útil para reducir el dolor en quienes padecen artritis reumatoide. Un estudio publicado en Diabetes, síndrome metabólico y obesidad demostró cómo tomar algunos de sus extractos ayudar a mantener el peso bajo control, reduciendo la grasa visceral. Aunque se necesitan más pruebas científicas, la rosa mosqueta parece una opción prometedora para luchar contra la obesidad.

Tisana all’echinacea

Varias investigaciones han encontrado una correlación entre la ingesta de equinácea y una reducción de los síntomas en los resfriados. También ha demostrado ser un remedio eficaz para fortalecer el sistema inmunológico, ayudando así al cuerpo a combatir virus e infecciones. Bebe un buen té de hierbas caliente síntomas tempranos del resfriado finalmente, permite aliviar los problemas relacionados con ella, como dolor de garganta y congestión nasal.

Te de gengibre

Lo jengibre es sin duda uno de los remedios naturales más famosos para los problemas digestivos: se utiliza para reducir las náuseas (también en el embarazo) y para aliviar las molestias debidas a una digestión lenta, como dolor e hinchazón abdominal. Según un estudio publicado en el Revista de medicina alternativa y complementaria, también es una excelente ayuda contra calambres menstruales – su eficacia fue igual a la del ibuprofeno.