Dieta de longevidad para protegerse de la diabetes

La dieta de la longevidad tiene más probabilidades de reducir la aparición de diabetes y ralentizar su curso.

De hecho, contiene hallazgos científicos probados y autorizados resultantes de décadas de estudios internacionales, así como los hábitos alimentarios de los centenarios de diferentes poblaciones del mundo, en el centro de Profesor Valter Longo, Biogerontólogo de renombre internacional y su equipo, a partir del análisis de su estilo de vida y hábitos alimentarios útiles para comprender cuáles son los comportamientos que dan beneficios en términos de longevidad saludable.

Con motivo del Día Mundial de la Diabetes (14 de noviembre de 2020), aquí está el vademécum de consejos sobre los que Fundación Valter Longo Onlus basa sus caminos de Asistencia Nutricional para pacientes diabéticos (lea nuestra entrevista a la Dra. Romina Inès Cervigni, Directora Científica de la Fundación):

  • Menú 100% vegetal (o casi): adoptar una dieta vegana-pescetaria, lo más cercana posible a un menú 100% vegetal (legumbres, verduras, frutas) y pescado (2 o 3 veces a la semana), evitando la que tenga un alto porcentaje de mercurio . Y para los mayores de 65 años, una recomendación más, para salvaguardar la masa muscular: la reintegración progresiva de otras proteínas de origen animal: huevos, queso, carne, yogur de cabra. Finalmente, luz verde para el aceite de oliva virgen extra, que se consumirá en cantidades relativamente elevadas, de 50 a 100 ml por día.
  • Come más, no menos, pero mejor: tomar porciones ricas en carbohidratos complejos (tomates, brócoli, zanahorias, legumbres, etc.) e incluir frijoles, garbanzos, guisantes, como principal fuente de proteínas.
  • Minimizar las grasas y azúcares hidrogenadas y trans: favorecer los alimentos ricos en grasas insaturadas, como el salmón, nueces, almendras, avellanas, y bajos en grasas hidrogenadas y trans, como los de productos industriales y envasados.
  • Come dos comidas y un refrigerio: Para mantener o reducir el peso, se recomienda una dieta 2 + 1: desayuno, almuerzo y merienda por la noche o desayuno, merienda a la hora del almuerzo y comida principal por la noche.
  • Come dentro de las doce horas: desayunar después de las 8 y cenar antes de las 20, o tomar la primera comida del día a las 9 y cenar antes de las 21.
  • Los alimentos alegres ahorran azúcar en sangre: verduras de temporada, preferentemente ecológicas, frutos secos (almendras, nueces, avellanas), frutos rojos (frambuesas, moras, fresas, arándanos, grosellas).

A partir de los resultados de estudios recientes realizados por el profesor Valter Longo (Ciencia Medicina Transnacional, Febrero de 2017) muestra que los períodos de ayuno programado pueden ayudar a las células de los pacientes prediabéticos a regenerarse, superando la resistencia a la insulina y reduciendo los niveles de glucosa en sangre.

Según datos de la Asociación Nacional de Diabetología (2019) en Italia, se realiza una cada dos minutos diagnóstico de diabetes, para un total de más de 3 millones de personas afectadas por la enfermedad (Fuente: Istat), entre los cuales 1 de cada 6 tiene más de 65, de un total de 422 millones de casos en todo el mundo y 4 millones de muertes al año. Pero no solo: los sujetos diabéticos se encuentran entre los más expuestos a la corriente riesgo de pandemia. Los receptores de coronavirus son, de hecho, los mismos asociados con enfermedades como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares (Fuente: Informe mundial sobre diabetes, OMS 2016, Iss, Idi-Irccs de Roma, Isa-Cnr de Avellino, 2020).