Cepillo de dientes eléctrico: 7 buenas razones para usarlo

Junto con el hilo dental y la pasta de dientes, el cepillo de dientes eléctrico es uno de los herramientas indispensables para asegurar una buena limpieza de la cavidad bucal.

De hecho, la caries, la periodontitis y la inflamación de las encías están a la vuelta de la esquina y solo una higiene diaria realizada de la manera correcta puede evitar la formación de estos trastornos. Para subrayar esto es el Ministerio de Salud que nos recuerda cómo cepillarse los dientes tres veces al día, es decir, después de cada comida principal, puede marcar la diferencia en términos de buena salud bucal.

Que es y como se hace

Un dispositivo ahora rico en características tecnológicas específicas, el cepillo de dientes eléctrico es generalmente que consta de 3 partes:

  • el asa del aparato, en cuyo interior se encuentra el motor que permite su funcionamiento;
  • el cabezal, que se inserta en el espacio adecuado encima del mango del cepillo y que se puede reemplazar según sea necesario o por su desgaste;
  • 1 cargador compuesto por una base sobre la que se coloca el mango del cepillo de dientes para recargarlo. La base luego tiene un cable de alimentación para conectar a la toma de corriente.

Entre características de alta tecnología que pueden incluir cepillos de dientes eléctricos, incluyen la posibilidad de monitorizar el tiempo de cepillado para cada cuadrante de la boca, el cambio de modo de cepillado – por ejemplo en función de la zona de la cavidad bucal a tratar (encías, lengua) – y la señalización de sensores de presión que indican si se está aplicando una fuerza excesiva durante el cepillado.

Ventajas del cepillo de dientes eléctrico

El cepillo de dientes eléctrico nos permite tener una boca sana y dientes a prueba de sonrisas. Por otro lado, las razones para utilizar este tipo de cepillo de dientes no terminan aquí. LOS ventajas que derivan de su uso son numerosos: ¡aquí tienes 7!

1. Es adecuado para todos

El cepillo de dientes eléctrico es conveniente y práctico no solo para adultos sino también para niños que les resulta más divertido sostener y use un cepillo de dientes que produzca oscilaciones. Hacer que los niños comprendan completamente la importancia de una buena higiene bucal a veces puede convertirse en una tarea difícil. Y aquí es que una herramienta simple como un cepillo de dientes eléctrico puede hacer que este buen hábito sea más estimulante y divertido. Esta herramienta puede ser también de gran ayuda para personas con discapacidad y personas mayores por ejemplo, que padecen artritis u otras afecciones que dificultan el cepillado.

2. Elimina mucha más placa y previene la formación de enfermedades de las encías

Lavarse los dientes parece una acción simple y mecánica, sin embargo, marca la diferencia. es la forma en que se cepillan. Por tanto, incluso con un cepillo de dientes eléctrico no será posible obtener buenos resultados si esta herramienta se utiliza de forma incorrecta. Por otro lado, varios estudios han confirmado que la los cepillos de dientes eléctricos son más eficientes que los manuales en lo que respecta a la eliminación de placa y restos de alimentos. Todo gracias a los cabezales que con las oscilaciones y movimientos rápidos que se producen en cada diente, son capaces de eliminar la placa incluso en las zonas más difíciles.

3. Puedes aplicar la cabeza que quieras

Hay una gran cantidad de cabezas de repuesto que difieren en forma, tipo y suavidad de las cerdas. Hay, por ejemplo, cabezales diseñados para dientes y encías sensibles, las que además de eliminar la placa, contrarrestan posibles irritaciones, las que también ofrecen una función de blanqueamiento de dientes, los de cerdas antibacterianas, los que explotan el movimiento sónico (más que el más conocido oscilatorio) y son compatibles con cepillos de dientes específicos. Así, manteniendo el “cuerpo” del cepillo de dientes eléctrico a lo largo del tiempo, tienes la opción de utilizar el cabezal necesario para tus necesidades dentales y reemplazarlo por otro por desgaste o porque los dientes necesitan un tipo diferente. Generalmente, una cabeza debe cambiarse cada tres meses.

4. Un poco desordenado

Los cepillos de dientes eléctricos son funcionales, pero también están diseñados para responder a una necesidad cada vez más indispensable de sentido práctico. A pesar de tener un mango ligeramente más voluminoso que los manuales debido a la presencia del motor en su interior, estas herramientas ofrecen un fácil agarre y son cómodo de llevar en el bolso o en el camino. Si también tienes en cuenta el cargador (para llevar contigo si estás fuera de casa durante algún tiempo) el espacio ocupado sigue siendo mínimo. Simplemente coloque el cepillo de dientes eléctrico en un estuche (incluso hay modelos que lo proporcionan para viajar) y eso es todo.

5. Puede recargarse cómodamente cuando sea necesario

Otra ventaja del cepillo de dientes eléctrico es poder recargarlo en casa, en la oficina o donde quieras y luego llévatelo contigo donde quieras. Además, la batería de litio ya presente en el interior de la base permite duración media de unas 2 semanas después de una sola carga. Los diferentes modelos también tienen uno espía dedicado que actúa como una advertencia cuando el aparato está a punto de descargarse.

6. Señala cuando se aplica demasiada fuerza al cepillado

Casi todos los modelos del mercado tienen ahora un sensor de presión muy útil para evitar dañar inadvertidamente dientes y encías. De hecho, cuando se aplica demasiada presión con el cepillo de dientes eléctrico, se enciende una luz roja para indicarlo.

7. Ayuda a controlar el tiempo de cepillado

Aquí tienes una función muy conveniente especialmente para los más pequeños o para aquellos que tienden a cepillarse los dientes apresuradamente. El temporizador incorporado ayuda a cepillarse los dientes durante tiempo mínimo recomendado por dentistas, unos 2 minutos. La señal se escucha cada 30 segundos, que es el tiempo que se tarda en cepillar bien cada una de las cuatro arcadas dentarias.

Haga clic aquí para descubrir el cepillo de dientes eléctrico con tecnología magnética para una limpieza profesional

En definitiva, como hemos visto, el cepillo de dientes eléctrico es una herramienta indispensable y eficaz para garantizar una buena higiene bucal. Gracias a las numerosas ventajas, se puede usado con comodidad por todos y llevarlo consigo cuando esté fuera de casa. Sin embargo, hay que recordar que la eficacia del cepillo de dientes eléctrico depende sobre todo de la forma en que se utilice y que también se debe asociar una buena limpieza bucal casera. visitas de control periódicas en su dentista de confianza.