Caléndula

Es una planta herbácea anual que en ocasiones puede alcanzar los 70-100 cm. Crece en toda Italia, en jardines, campos o prados y también en lugares de grava desde el Mediterráneo hasta la zona submontana. Las flores se cosechan en abril-junio y en septiembre-noviembre.

La caléndula para uso interno tiene la propiedad de diluir la secreción de bilis y de regularizar el ciclo menstrual. Para uso externo es un remedio válido contra contusiones, piel roja e inflamada. Tradicionalmente se utiliza para erradicar los callos y reducir los sabañones.

Otros nombres: Flor naranja
Partes usadas: flores, hojas
Principios activos: carotenos, aceite esencial, mucílagos, resinas
Propiedad: emenagogo, colerético, antiespasmódico, antiinflamatorio, descongestionante, calmante, hidratante, cicatrizante

Un puñado de flores infundido en agua de baño muy caliente (o la decocción) tiene un efecto suavizante, descongestionante e hidratante. Las manos agrietadas se benefician de la inmersión en la decocción durante 10 minutos.

Flores
Para favorecer el ciclo menstrual, para aliviar el dolor abdominal.
Infusión: 1 g en 100 ml de agua. Una taza o taza al día.
Tintura: 20 g en 100 ml de alcohol a 25 ° (macerar durante 5 días) de 20 a 40 gotas al día.

Flores y hojas
Para piel y membranas mucosas muy enrojecidas, con vasos dilatados, para quemaduras solares (incluidas las quemaduras solares).
Decocción: 6 g en 100 ml de agua. Realizar lavados, enjuagues bucales, aplicar compresas empapadas en las partes afectadas.
Para sabañones y contusiones.
Tintura: diluir 10 veces con agua o alcohol a 25 ° y aplicar tabletas empapadas en las partes afectadas. Para callos.
Pulpa: aplicar sobre la parte que mantiene en contacto tanto como sea posible.