Cálculos en la vesícula biliar: por qué se forman y qué se debe hacer

Porque son creados los cálculos de la vesícula biliar? Para responder a esta pregunta, primero hay que entender qué es la bilis. Este último es un líquido producido por el hígado que sirve para ayudar a la digestión y absorción de las grasas de la dieta en el intestino. Se produce alrededor de medio litro por día y su composición química es muy compleja.

Para que sirve la bilis

Pues el 80% de la bilis está formada por agua, en su interior se pueden encontrar colesterol, fosfolípidos, ácidos biliares y otras sustancias. La bilis se acumula en la vesícula biliar o en la vesícula biliar. Durante la comida, el cuerpo produce una hormona llamada colecistoquinina. Esto estimula la contracción de la vesícula biliar. De este modo, la bilis es empujada hacia el intestino donde se mezcla con los alimentos permitiendo una absorción completa de las grasas presentes. Además, a través de la bilis se eliminan sustancias tóxicas o en todo caso superfluas para el organismo.

Por qué se forman los cálculos

En este punto, intentamos responder a la pregunta inicial: ¿por qué se pueden realizar cálculos? Todo depende de la concentración de sustancias formadoras de bilis. Mientras no se supere una determinada concentración, la bilis permanece líquida, de lo contrario se vuelve cada vez más densa. O cuanto menos solubles sean las sustancias de la bilis, mayor será el riesgo de formación de cálculos.

Son diversas las situaciones capaces de alterar las proporciones porcentuales de los distintos constituyentes de la bilis, provocando la precipitación de algunos de ellos, con la consiguiente posible formación de cálculos. Por ejemplo obesidad, así que ten cuidado con los kilos de más. Las mujeres corren un mayor riesgo, también el sexo femenino puede ser un factor de alguna manera. Pero sobretodo atención en la mesa: una dieta excesivamente rica en lípidos y colesterol, así como una dieta estrictamente hipocalórica pueden favorecer la aparición de bilis más densa y por tanto aumentar la posibilidad de formación de cálculos. Finalmente afectan el embarazo y el infecciones del tracto biliar. Ciertamente existe una cierta predisposición familiar.

Qué hacer

Alrededor del 80% de los cálculos biliares están compuestos por colesterol. El 20% restante consiste principalmente en bilirrubina, sustancia que se deriva de la destrucción de los glóbulos rojos.

¿Qué se debe hacer cuando se forman los cálculos? Generalmente, estos tienden a aumentar de volumen y pueden formar una sola piedra grande o pequeñas formaciones. Y así pueden aparecer síntomas, aunque su descubrimiento a veces puede ocurrir al azar.

El médico es la persona a quien acudir siempre para el tratamiento de cada caso individual: este es el consejo que te damos.

Para seguir la píldora de salud diaria “Piedras en la vesícula biliar”, haga clic y escuche aquí

“Pastillas de salud diarias” es la serie de podcasts de DiLei TakeCare, comisariada por Federico Mereta. En cada episodio hablamos de prevención, cuidados y buenos hábitos.