Así la genética nos ayuda en la lucha contra el cáncer

A veces puede cambiar el ADN solo en algunas células sanas, por qué sucede y cómo esto lo desencadena desarrollo de un tumor? Podemos leer la información del ADN, es decir, ejecutar pruebas genéticas: ¿cuándo y por qué? ¿Cómo cambia la terapia de un tumor cuando conocemos sus características genéticas y moleculares?

Estos son solo algunos de los temas centrales del programa de entrevistas programado. Viernes 25 de septiembre, a partir de las 19: 30h, vivir en la web del Teatro Regio de Turín, en el contexto de SALUD – Medicina y Bienestar. Hay que explicar el presente y el futuro de la disciplina. Antonio Amoroso, Catedrático de Genética Médica, Universidad de Turín y Silvia Novello, Catedrática de Oncología Médica, Hospital Universitario San Luigi Gonzaga Orbassano, Universidad de Turín.

Los secretos escondidos en los genes

Hoy, gracias a las pruebas genéticas se pueden realizar pruebas específicas que pueden identificar la presencia de uno o más mutaciones que causan cáncer. Pero estos no son exámenes para hacer bajo el radar: los datos deben manejarse, porque el ADN importa pero el medio ambiente y los hábitos de vida son muy importantes. ¿Un ejemplo? Piense en la mutación llamada “Jolie” del nombre de la actriz que hizo que el posible impacto genético en el cáncer de mama y ovario se generalizara con su testimonio. Técnicamente, se trata de mutaciones que afectan al gen BRCA1, que junto con BRCA2, determina un riesgo mucho mayor de desarrollar cáncer de mama y ovario.

Segundo Amoroso “Si es cierto que la presencia de esta composición genética indica un mayor riesgo de desarrollar cáncer en quienes son portadores, como efectivamente ocurre con los Gen RET para el cáncer de tiroides, o para el Gen APC para un tipo de cáncer de colon, es igualmente innegable que la información debe ser “manejada” y sobre todo, se debe planificar una ruta específica de seguimiento y tratamiento para cada individuo. En definitiva, ante la presencia de genes que puedan influir en el perfil de riesgo de desarrollar una enfermedad, es fundamental estudiar el ADN de las personas adecuadas y, junto con el especialista, “hacer el mejor uso de la información”.

Conocer las células cancerosas es crucial

Se habla mucho de tratamientos “a medida”, perfectamente adaptados a tumor. Es la nueva forma de abordar estas patologías, que permite no solo identificar las características celulares sino también aprovechar al máximo las drogas dirigidas, permitiendo su uso en los casos en que realmente se necesiten y mejorando así la adecuación de la atención. Conozca las características “íntimas” de células neoplásicas poder ayudar.

“En teoría cambia radicalmente: digo” teóricamente “porque no siempre tener una alteración molecular significa poder beneficiarse de ella desde un punto de vista terapéutico y no siempre conocer una alteración molecular en el laboratorio significa saber identificarla en el paciente en la práctica clínica – recuerda allí Novello. Para cumplir con los criterios de los tan discutidos Medicina de Precisión Se necesitan tres componentes fundamentales: alteración molecular, el prueba para poder identificarlo en pacientes de forma fiable y reproducible, el fármaco dirigido molecularmente.

Con estas tres variables juntas, se cierra el círculo y se ofrece terapia dirigida a quienes la necesitan “.