5 consejos para educar a sus hijos sobre finanzas

L ‘educación financiera y al valor del dinero es una de las tareas de todo padre. Nunca es demasiado pronto para aprender a ahorrar y administrar mejor su dinero. Tener éxito en este objetivo permite que los niños se conviertan en adultos prudentes y conscientes.

Pero, ¿qué pueden hacer los padres concretamente? ¿Debería darles dinero de bolsillo a sus hijos desde pequeños o es mejor esperar hasta la adolescencia? ¿Cuáles son los pasos para introducirlos en la economía nacional? Los expertos del sector a menudo han debatido estos temas y muchos han avanzado pautas financieras que se puede adoptar desde temprana edad.

1 – Regala dinero de bolsillo a partir de los 6 años

El primer paso para conocer el valor del dinero es tenerlo disponible, poder verlo, tocarlo y contarlo día tras día.

En este contexto, dé a los famosos “dinero de bolsillo”Es una solución útil para enseñar a sus hijos a ahorrar y administrar su dinero. Puedes darlo ya vamos seis años, una edad fundamental en la que el niño comienza a conocer números y cálculos, gracias a laingresó al primer grado.

Puedes empezar con 2-3 euros por semana, cantidad necesaria para comprar un paquete de pegatinas, un juego en los quioscos u otro pequeño capricho. De año en año, puedes aumentar la cantidad: en promedio, la suma se puede aumentar a 7-8 por semana, para usar en el cine o una velada con amigos, para llegar al instituto con 15 euros a la semana.

Por supuesto las cifras son indicativas: cada padre puede y debe decidir, después de una conversación con su hijo, cuál es la suma a pagar semanalmente y cómo se gastará.

2 – Hablar de economía doméstica

Es critico habla con tus hijos de los diversos aspectos relacionados coneconomia domestica: cuántas horas al día trabaja y cuánto gana por un lado; cuánto gasta en compras, pagar los servicios públicos y entregarse a algún capricho del otro.

Puede ser útil mira las facturas juntos y las cantidades relativas, los registros y calendarios que se guardan en casa para hacer las cuentas, pero también los recibos de las compras.

Además, si tienes niños pequeños Las compras se pueden transformar en un momento divertido y educativo, jugando juntos para evaluar cuál es el producto más conveniente para comprar.

3 – Busque programas ad hoc para adolescentes

Iniciativas dirigidas a responsabilidad financiera hay tantos niños y muchos de ellos se pueden encontrar en línea. Entre los más recientes y exitosos, se destaca el proyecto “Pienso Positivamente – Educar para las Finanzas”, nacido en 2019 por iniciativa del Ministerio de Desarrollo Económico y Unión, en el Comité de Planificación y Coordinación de Actividades de Educación Financiera.

El objetivo es promover conocimiento financiero entre los jóvenes que asistieron los últimos tres años de escuela secundaria, de una manera innovadora y poco convencional, gracias a los módulos de formación de contenido digital y movimiento gráfico.

4 – Crea una cuenta personal en las distintas plataformas

Vivimos en un mundo digitalizado, donde incluso los más pequeños tienen la oportunidad de ver un producto Online o utilizar un servicio de streaming. Las plataformas permiten que cada usuario cree una cuenta e ingrese sus datos bancarios para escalar los gastos y las suscripciones mensuales.

Varios sistemas también le permiten crear cuenta para menores, que permite a los padres crear un perfil para sus hijos y navegar por el comercio electrónico, descubriendo y comparando los precios de varios productos. Por supuesto, todas las compras primero deben ser autorizadas por la cuenta de los padres.

5 – Predica con el ejemplo

El paso final, pero quizás el más importante, es ofrecer a sus hijos una buena ejemplo. De hecho, aprenden no solo gracias a las palabras, sino también a las recomendaciones, sino también de ellas. acciones y comportamientos de sus padres.